divendres, 28 de desembre de 2007

En cuidados intensivos

No es que el resto del año sea muy diferente, pero en fiestas, el electroencefalograma de los programadores de TV -sea privada, pública o autonómica, sólo se salvan algunos canales de satélite- se hace plano, _________________________________piiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii.
Entre películas moñas de navidad, otras que hemos visto 20 veces, realities (cada vez menos reales), programas enlatados y especiales musicales nos quieren provocar una lesión cerebral de la cual ya no nos recuperaremos.
La televisión es una herramienta de evasión, pero en fiestas se convierte en un arma de destrucción masiva. Y encima si alguna película es aprovechable, es totalmente imposible de ver con tantos anuncios.
Asi que os recomiendo que aprovechéis para abrir algún libro y disfrutadlo de la primera a la última página. Por cierto, ya ha salido la segunda parte de Los pilares de la tierra de Ken Follet, casi orgásmico, una forma de experimentar un increíble placer leyendo.

2 comentaris:

Roser ha dit...

Realmente si estas en casa sin poder salir por cualquier circunstacia, solo te gusta mirar la tele estos dias es para deprimirse.
fui el sabado a comprar el libro que tu hoy recomiendas y salia en castellano a partir de hoy 28.
cuando lo vaya leyendo ja ire comentandote. el otro dia te envie un comentario sobre la solidarida en navidad y no lo has visto o tu no comentas nada de lo que te envian?
Roser

Anna Ma. Guillen ha dit...

Soy bastante nueva en esto de los blogs y no sabía que podía contestar, pero claro que he visto tu comentario. Prepara 30€ para el nuevo libro